Promoción de la autoestima en niños

La promoción del autoestima en niños es una tarea pendiente en muchos colegios. Solemos darle mucha más importancia al rendimiento académico que a otro tipo de habilidades y de esta manera acabamos fomentando solo el autoestima de aquellos niños a quienes tienen el estudio como punto fuerte o que en casa se les motiva más (o tienen más facilidades) para estudiar.

¿Qué es la autoestima en niños?

El autoestima es la valoración que cada persona realiza de sí misma. El grado en la que se quiere y valora en todas y cada una de sus dimensiones.

Tener una alta autoestima o una autoestima positiva es tener una visión realista y saludable de uno mismo. Son personas que se conocen y se aceptan de forma realista.

Una persona con autoestima es aquella que dice “Conozco mis capacidades y limitaciones. Tengo que vivir con las limitaciones e intento mejorarlas pero también soy consciente que tengo capacidades”

En ocasiones se confunden dos conceptos diferentes pero relacionados, el autoconcepto y el autoestima. Diferencias entre ellas:

  • Autoconcepto: Es el conjunto de elementos que una persona utiliza para describirse a sí misma. Por ejemplo: “Soy alto, soy un estudiante medio y soy bueno jugando al fútbol”
  • Autoestima: Evaluación de la información obtenida en el autoconcepto, es decir, los sentimientos de una persona acerca de todo lo que es. En otras palabras, depende de la importancia que le de a sus cualidades. Por ejemplo, si valora que ser un estudiante medio es malo o no es suficiente, su autoestima se verá afectada.

Para el desarrollo de un autoconcepto y un autoestima adecuados los niños deben conocer cuales son sus capacidades y sus preferencias pero también sus limitaciones, aceptándolas y valorándolas. En este proceso será muy importante la forma en la que nos ven los demás y lo que nos transmiten.

¿Por qué es importante fomentar la autoestima infantil?

Existen muchísimas razones por la que la promoción de la autoestima en los más pequeños es de vital importancia. Entre las cuales, desde Canaica destacamos las siguientes:

  1. Condiciona altamente el aprendizaje: Además estos dos factores constituyen un círculo vicioso para el alumno. Una baja autoestima va a condicionar muy negativamente el rendimiento académico del alumno, pero además los comentarios negativos de los padres o educadores sobre las notas del alumno conseguirán el desarrollo un concepto aun más negativo de sí mismo
  2. Ayuda a los menores a superar las dificultades: Los menores con alta autoestima demuestran mayor capacidad para diminuir los problemas y superar los fracasos.
  3. Fomenta la responsabilidad: Un menor solo puede asumir la responsabilidad si tiene confianza en sí mismo y en sus recursos.
  4. La autoestima mejora la autonomía persona: Los menores con baja autoestima suelen ser extremadamente dependientes de padres, educadores e incluso de otros compañeros. Temen mostrar su opinión.
  5. Posibilita una relación social saludable: Los menores con alta autoestima tienen más y mejores relaciones sociales.

Tipos de autoestima

Se considera que la autoestima nace de la interacción entre dos ejes o factores, uno es el grado de competencia y otro factor es el grado de merecimiento. La interacción entre ambos da lugar a cuatro tipos de autoestima:

⚠️ Para la clasificación hemos utilizado los conceptos de competencia y merecimiento. Son entendidas de la siguiente manera:
+ Competencia: eficacia personal.
+ Merecimiento: Hace referencia al grado en que el sujeto se considera merecedor de ser valorado positivamente por los demás.

1# Baja autoestima

Las personas con este tipo de autoestima se caracterizan por tener una baja competencia y un bajo merecimiento.

👉 Menores que se valoran poco y que carecen de habilidades para hacerse valorar por los demás.

2# Alta autoestima

Las personas con este tipo de autoestima se caracterizan por tener una alta competencia y un alto merecimiento.

👉 El tipo de autoestima que se debe promocionar desde el aula, que los menores aprendan a valorarse positivamente. Pero para ello debemos dotarles de recursos para que sus intentos tengan éxito.

3# Autoestima defensiva

Las personas con este tipo de autoestima se caracterizan por tener una alta competencia y un bajo merecimiento.

👉 Son menores que pueden ser física, social e intelectualmente muy competentes pero que no valoran suficientemente sus logros porque por lo general se ponen metas altas

4# Autoestima narcisista

Las personas con este tipo de autoestima se caracterizan por tener una baja competencia y un alto merecimiento.

👉 Son menores que consideran que siempre deben ser valorados muy positivamente aunque no hagan nada para merecerlo.

De esta manera, podemos agrupar los distintos tipos de autoestima en la siguiente tabla:

CompetenciaMerecimiento
Baja autoestimaBajaBajo
Alta autoestimaAltaAlto
Autoestima defensivaAltaBaja
Autoestima narcisistaBajaAlta
Tabla resumen de los tipos de autoestima

¿Cómo promocionar la autoestima en el aula?

El maestro o maestra puede realizar una serie de acciones para promocionar la autoestima durante el periodo lectivo. Muchas de estas acciones no requieren un esfuerzo adicional:

  • Respetar la dignidad del menor. Se trata con el mismo respeto que a un adulto.
  • Descubrir las capacidades de los menores. Todo alumno hace algo bien, solo debes encontrar el punto fuerte de cada alumno para reforzarlo.
  • Proponer a los alumnos tareas en las que puedan tener éxito. Una fuente importante de autoestima es la propia competencia.
  • Corregir siempre señalando lo que deben cambiar pero reconociendo a su vez la parte correcta de lo que han hecho.
  • Reforzar con feedback inmediato los logros en las tareas y el esfuerzo invertido en la tarea. Tanto con refuerzo verbal como social.
  • Ayudar al menor a verbalizar, comprender y aceptar los posibles sentimientos entorno a los conflictos que se originen en el aula.
  • Favorecer el respeto y la aceptación positiva por parte de los iguales de las posibles diferencias por razones física, étnicas o religiosas.
  • Evitar las descalificaciones y las comparaciones que afectan negativamente a un adecuado desarrollo del autoestima.
  • No criticar al menor sino la conducta. Por ejemplo, si un niño ha roto un vaso evitar decir “Que malo eres” y decir “Cuidado, has roto un vaso”