Laberintos para niños: beneficios y fichas para imprimir gratis

5 min de lectura

Aunque no puedan parecer gran cosa, los laberintos para niños suponen un ejercicio ideal para los más pequeños ya que además de ser sumamente entretenidos suponen una actividad calmada de concentración y orientación espacial.

Con solo un lápiz y un papel se pueden crear muchos laberintos infantiles con distintas dificultades y temáticas. ¿Te animas a saber más sobre los beneficios de los laberintos en primaria? ¡Vamos a ello!

¿Qué son los laberintos?

Los laberintos son estructuras intencionadamente complejas de recorrer, realizadas así para el que se adentre en el mismo le sea complicado encontrar la salida, los laberintos son muy antiguos en la historia de la humanidad, sobretodo unidos a la mitología, pero a partir del siglo XVI se popularizó en jardines a modo de juego.

Cuando hablamos de fichas de trabajo cognitivo con laberintos, suelen ser imágenes en dos dimensiones, del plano de un laberinto, donde habitualmente solo hay un camino para encontrar la salida.

Frecuentemente se les acompaña con imágenes y colores para llamar más la atención y sean más atractivos para los niños.

💡 No se recomiendan introducir los laberintos a los niños mejores de 5 años, aunque siempre dependerá de la dificultad del mismo.

Tipos de laberintos

Los laberintos se clasifican en dos tipos dependiendo de la salida:

  • Unicursales: Solo hay un camino que une la entrada con la salida.
  • Multicursales: Puede haber varios caminos que  enlazan  la entrada con la salida, o incluso varias entradas y varias salidas.

¿Qué habilidades se trabajan con los laberintos para niños?

Cuando se usan fichas cognitivas de laberinto principalmente trabajamos la atención y la concentración de los niños, aunque al tener que trazar el camino dentro de unos márgenes también podemos trabajar la psicomotricidad fina.

Para niños pequeños es recomendable acompañarlo de una pequeña historia que lleve como misión resolver el laberinto, así se motivará y trabajaremos la lectura y la comprensión lectora.

También se le puede dar otra dimensión a la actividad, trabajando la creatividad y el trabajo en equipo, ya que puedes enseñar a los niños a crear un laberinto y que lo resuelva otro compañero, o por ejemplo, en coordinación con el profesor de educación física, pueden hacer laberintos reales, organizando el material de la cancha (cuerdas, bancos, colchonetas, conos..) e incluso con obstáculos para saltar, puede ser a nivel individual, o por equipos.

🤯 Anímate a crear la semana de los laberintos en el colegio. Puedes realizar esta actividad en colaboración con las clases de educación física y añadiendo unas lecturas recomendadas, tanto para casa como para la clase. 

Te recomendamos los siguientes libros donde los laberintos son protagonistas:

Para niños más pequeños: 

Martina y Ron en el Laberinto
  • Toribios, Pedro (Author)

Para niños de 10-14 años: 

Si solo te interesa un pasaje corto, no puedes olvidar la parte del laberinto que recorre Harry Potter en el libro del “cáliz de fuego”

En cuanto a obra audiovisual, no puedes olvidar la archiconocida película de 1986 “Dentro de laberinto”: 

También puedes realizar una salida de clase y realizar una actividad fuera del colegio en los laberintos de tu zona. Visita alguno de estos artículos y organiza una excursión con los niños: 

Laberintos para imprimir

A continuación te dejamos tres laberintos para imprimir en formato PDF con sus soluciones, descárgate el que más te guste y utilízalo en tus clases.

Y hasta aquí nuestro artículo de laberintos para niños de primaria. Espero que os sirva y podáis aplicarlo en vuestras aulas.