Poemas cortos para niños

Una de las herramientas más útiles para que los más pequeños se inicien en el entorno literario son son poemas cortos para niños.

Recomendamos que sean cortos para que en un inicio resulten ligeros y atractivos para su lectura.

La poesía es el sentimiento que le sobra al corazón y te sale por la mano.

Carmen Conde (1907-1996) Escritora española.

Crear rimas es un ejercicio lúdico que desarrollará su capacidad cognitiva del lenguaje.

Pero antes que nada, para tener claros los conceptos:

  • Estrofa: Son lo equivalente a “párrafos” en un poema. Tienen unos criterios fijos de extensión, ritmo y rima.
  • Verso: Sería cada una de las líneas de la estrofa.

Poemas de 5 estrofas para niños

Las poesías de 5 estrofas son breves y suelen gustar mucho a los niños.

“Saeta” – Gustavo Adolfo Becquer

Saeta que voladora
cruza arrojada al azar,
y que no sabe dónde
temblando se clavará;

hoja que del árbol seca
arrebata el vendaval,
sin que nadie acierte el surco
donde al polvo volverá;

gigante ola que el viento
riza y empuja en el mar,
y rueda y pasa, y se ignora
qué playa buscando va;

luz que en cercos temblorosos
brilla próxima a expirar
y que no se sabe de ellos
cuál el último será;

eso soy yo que al acaso
cruzo el mundo sin pensar
de dónde vengo ni adónde
mis pasos me llevarán.

Gustavo Adolfo Becquer (1836-1870)

Este poema es simplemente precioso, y la voz de Pepe Mediavilla suena, como siempre, imponente.

“Rima XXIV” – Gustavo Adolfo Becquer

Dos rojas lenguas de fuego
que a un mismo tronco enlazadas
se aproximan y, al besarse,
forman una sola llama.

Dos notas que del laúd
a un tiempo la mano arranca,
y en el espacio se encuentran
y armoniosas se abrazan.

Dos olas que vienen juntas
a morir sobre una playa
y que al romper se coronan
con un penacho de plata.

Dos jirones de vapor
que del lago se levantan
y, al juntarse allá en el cielo,
forman una nube blanca.

Dos ideas que al par brotan;
dos besos que a un tiempo estallan,
dos ecos que se confunden;
eso son nuestras dos almas.

Gustavo Adolfo Becquer (1836-1870)

Poemas de 4 estrofas para niños

Este tipo de poemas poseen una lírica especial que les hace retumbar en nuestros oídos al escucharlo. Puede que sea por el número par de estrofas o por los recursos que utilizan los poetas para amplificar su sonoridad.

Lo que podemos estar seguros es que a los niños les encantan.

“Adan” – Federico García Lorca

Árbol de sangre moja la mañana
por donde gime la recién parida.
Su voz deja cristales en la herida
y un gráfico de hueso en la ventana.

Mientras la luz que viene fija y gana
blancas metas de fábula que olvida
el tumulto de venas en la huida
hacia el turbio frescor de la manzana.

Adán sueña en la fiebre de la arcilla
un niño que se acerca galopando
por el doble latir de su mejilla.

Pero otro Adán oscuro está soñando
neutra luna de piedra sin semilla
donde el niño de luz se irá quemando.

Federico García Lorca (1898-1936)

“A una nariz” – Francisco de Quevedo

Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un pez espada muy barbado.

Érase un reloj de sol mal encarado,
érase un alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón más narizado.

Érase un espolón de una galera,
érase una pirámide de Egipto,
las doce tribus de narices era.

Érase un naricísimo infinito,
muchísima nariz, nariz tan fiera,
que en la cara de Anás fuera delito.

Francisco de Quevedo (1580-1645)

Con este poema corto para niños de carácter burlesco podrás enseñar a los alumnos la figura literaria de la hipérbole (exageración poética) que realiza el autor, con el uso de superlativos o metáforas. Y seguro que aprenden alguna palabra nueva por el camino.

poemas-con-metaforas-para-niños

En cuanto a la estructura, consta de 4 estrofas, las dos primeras de 4 versos y las dos segundas de 3 versos. Para clases más avanzadas puedes analizar el tipo de rima.

“Yo soy un hombre sincero” – José Martí

Yo soy un hombre sincero
De donde crece la palma,
Y antes de morirme quiero
Echar mis versos del alma.

Yo vengo de todas partes,
Y hacia todas partes voy:
Arte soy entre las artes,
En los montes, monte soy.

Yo sé los nombres extraños
De las yerbas y las flores,
Y de mortales engaños,
Y de sublimes dolores.

Yo he visto en la noche oscura
Llover sobre mi cabeza
Los rayos de lumbre pura
De la divina belleza. […]

José Martí (1853-1895)

En éste extracto de poema José Martí nos habla de las experiencias de su vida.

Dentro de estas cuatro estrofas podrías enseñarles a los niños que es un epíteto (noche oscura), y una antítesis (sublimes dolores).

Además, como actividad transversal puedes ponerles la canción “Guantanamera”, donde utilizan parte de estos versos en la letra de la canción.

Poemas fáciles de animales para niños

Los animales siempre despiertan el interés de los más pequeños, te dejamos dos ejemplos estupendos de poemas cortos para niños.

poemas-de-animales

“Las moscas” – Félix María Samaniego

A un panal de rica miel
Dos mil Moscas acudieron,
Que por golosas murieron,
Presas de patas en él.

Otra dentro de un pastel
Enterró su golosina.
Así si bien se examina
Los humanos corazones
Perecen en las prisiones
Del vicio que los domina.

Félix María Samaniego (1745-1801)

“Oda al gato” – Pablo Neruda (Extracto)

[…] El hombre quiere ser pescado y pájaro,
la serpiente quisiera tener alas,
el perro es un león desorientado,
el ingeniero quiere ser poeta,
la mosca estudia para golondrina,
el poeta trata de imitar la mosca,
pero el gato
quiere ser sólo gato
y todo gato es gato
desde bigote a cola,
desde presentimiento a rata viva,
desde la noche hasta sus ojos de oro. […]

Pablo Neruda (1904-1973)

Poemas sencillos de amistad para niños

Los niños empiezan a formar amistades desde una edad muy temprana pero no son capaces de valorar la importancia de la amistad por lo que estos poemas sencillos y fáciles de aprender les servirán para empezar reflexionar sobre dicho concepto.

poemas-de-ingles-para-niños

“Gacela de la amistad” – Carmen Díaz Margarit

La amistad es una ráfaga de peces luminosos,
y te arrastra
hacia un océano feliz de mariposas.

La amistad es un plañir de campanas
que invocan el aroma de los cuerpos
en un jardín amanecido de heliotropos.

Carmen Díaz Margarit (1961-Actualidad)

Este poema expresa la alegría de la amistad, y a puesto que les encantará averiguar que es un heliotropo.

“Amistad” – Carlos Castro Saavedra

Amistad es lo mismo que una mano
que en otra mano apoya su fatiga
y siente que el cansancio se mitiga
y el camino se vuelve más humano.

El amigo sincero es el hermano
claro y elemental como la espiga,
como el pan, como el sol, como la hormiga
que confunde la miel con el verano.

Grande riqueza, dulce compañía
es la del ser que llega con el día
y aclara nuestras noches interiores.

Fuente de convivencia, de ternura,
es la amistad que crece y se madura
en medio de alegrías y dolores.

Carlos Castro Saavedra (1924-1989)

En estos versos, Carlos Castro en su poema de amistad nos destaca el apoyo que nos pueden dar los amigos en los momentos difíciles.

Poemas de amor para niños

En muchas ocasiones he oído que los niños son muy pequeños para comprender el sentimiento del amor, pero te puedo asegurar que eso no es verdad.

Los niños y niñas sienten amor por las personas que los cuidan y los protegen como sus padres, abuelos y otros familiares y amigos de su entorno.

“Cuatro sonetos de amor” – Rafael de León (Extracto)

Soneto I

Decir “te quiero” con la voz velada
y besar otros labios dulcemente,
no es tener ser, es encontrar la fuente
que nos brinda la boca enamorada.

Un beso así no quiere decir nada,
es ceniza de amor, no lava hirviente,
que en amor hay que estar siempre presente,
mañana, tarde, noche y madrugada.

Que cariño es más potro que cordero,
más espina que flor, sol, no lucero,
perro en el corazón, candela viva…

Lo nuestro no es así, a qué engañarnos,
lo nuestro es navegar sin encontrarnos,
a la deriva, amor, a la deriva.

Rafael de León (1908-1982)

“Si me quieres, quiéreme entera” – Dulce María Loynaz

Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz o sombra…

Si me quieres, quiéreme negra
y blanca, y gris, verde, y rubia,
y morena…

Quiéreme día,
quiéreme noche…
¡Y madrugada en la ventana abierta!…

Si me quieres, no me recortes:
¡Quiéreme toda… O no me quieras!

Dulce María Loynaz (1902-1997)

Dulce María Loynaz resalta en estos versos la importancia de aceptar a las personas tal y como son, y aceptar los cambios físicos que ocurren a lo largo del tiempo, haciendo que prevalezca el amor a la persona como un todo.

“Amor eterno” – Gustavo Adolfo Bécquer

Podrá nublarse el sol eternamente;
Podrá secarse en un instante el mar;
Podrá romperse el eje de la Tierra
Como un débil cristal.

¡Todo sucederá! Podrá la muerte
Cubrirme con su fúnebre crespón;
Pero jamás en mí podrá apagarse
La llama de tu amor.

Gustavo Adolfo Becquer (1836-1870)

Este famosísimo poema de Gustavo Adolfo Bécquer se hace referencia al momento cuando alguien está enamorado, y la sensación es tan intensa que ya no se imagina una vida sin la pareja, y no se aprecia final a esta sensación.

Poemas breves de Navidad para niños

La Navidad es una época que los niños la viven con magia e ilusión ya que para muchos representa vacaciones, descanso, dulces, reunión familiar y, como no, regalos.

Por eso los poemas de Navidad tienen ese encanto extra que los niños los viven como un hechizo.

“El Establo” – Gabriela Mistral (Extracto)

Al llegar la medianoche
y al romper en llanto el Niño,
las cien bestias despertaron
y el establo se hizo vivo.

Y se fueron acercando,
y alargaron hasta el Niño
los cien cuellos anhelantes
como un bosque sacudido.

Bajó un buey su aliento al rostro
y se lo exhaló sin ruido,
y sus ojos fueron tiernos
como llenos de rocío.

Una oveja lo frotaba,
contra su vellón suavísimo,
y las manos le lamían,
en cuclillas, dos cabritos…

Las paredes del establo
se cubrieron sin sentirlo
de faisanes, y de ocas,
y de gallos, y de mirlos.

Gabriela Mistral (1889-1957)

“Jesús el dulce viene” – Juan Ramón Jiménez

Jesús, el dulce, viene…
Las noches huelen a romero…
¡Oh, qué pureza tiene
la luna en el sendero!

Palacios, catedrales,
tienden la luz de sus cristales
insomnes en la sombra dura y fría…
Mas la celeste melodía
suena fuera…
Celeste primavera
que la nieve, al pasar, blanda, deshace,
y deja atrás eterna calma…


¡Señor del cielo, nace
esta vez en mi alma!

Juan Ramón Jiménez (1881-1958)

Poemas cortos en inglés para niños

¿Se te ocurre una manera más bonita de adentrarse en el aprendizaje de la lengua inglesa?

A continuación te proponemos 2 poemas muy cortos y fáciles con su traducción a nuestro idioma.

“Doggy heaven” – Larry Huggins

All doggies go to heaven (or so I’ve been told).
They run and play along the streets of Gold.
Why is heaven such a doggie-delight?
Why, because there’s not a single cat in sight!

Su traducción sería la siguiente:

Todos los perritos van al cielo (o eso me han dicho).
Corren y juegan por calles de oro
¿Por qué el cielo es una delicia para perros?
¡Por qué, porque no hay un solo gato a la vista!

“Mary’s Lamb” – Sarah Josepha Hale (Extracto)

Mary had a little lamb,
Its fleece was white as snow,
And everywhere that Mary went
The lamb was sure to go;

He followed her to school one day—
That was against the rule,
It made the children laugh and play,
To see a lamb at school. […]

La traducción sería la siguiente:

María tenía un corderito,
Su pelaje era blanco como la nieve,
Y a todas partes donde Mary fué,
El cordero iba;

La siguió a la escuela un día …
Eso fue contra las normas,
Hizo reír y jugar a los niños,
Al ver un cordero en la escuela. […]

👉 Como actividad transversal puedes poner la canción “Mary had a little lamb”, que se basa en este poema.

Poemas para niños de Gabriela Mistral

Esta famosa poeta chilena, que además era profesora, realizó dentro de su obra muchos poemas dedicados a los niños, te dejamos unos ejemplos:

“La madre triste”

Duerme, duerme, dueño mío,
sin zozobra, sin temor,
aunque no se duerma mi alma,
aunque no descanse yo.

Duerme, duerme y en la noche
seas tú menos rumor
que la hoja de la hierba,
que la seda del vellón.

Duerma en ti la carne mía,
mi zozobra, mi temblor.
En ti cierren mis ojos:
¡duerma en ti mi corazón!

“Dame la mano”

Dame la mano y danzaremos;
dame la mano y me amarás.
Como una sola flor seremos,
como una flor, y nada más…

El mismo verso cantaremos,
al mismo paso bailarás.
Como una espiga ondularemos,
como una espiga, y nada más.

Te llamas Rosa y yo Esperanza;
pero tu nombre olvidarás,
porque seremos una danza
en la colina y nada más.

Ventajas de los poemas cortos para niños

Además de los ya mencionados en la introducción, con la lectura y posterior creación de poemas cortos, tus alumnos o hijos obtendrán los siguientes beneficios:

  • Fomento de la creatividad: las poesías hacen volar nuestra imaginación. Y al jugar con las palabras nos obligan tener nuestra mente en funcionamiento constantemente.
  • Mejora en el vocabulario: en los poemas podemos encontrarnos palabras que no se suelen utilizar de manera cotidiana.
  • Trabajar la memoria: Proponer como actividad la memorización de algunos poemas será muy entretenido.
  • Mejorar en oratoria: La lectura en voz alta de los poemas cortos, tanto los famosos, como los creados por ellos, será un buen ejercicio.
  • Conexión con las emociones: La poesía, tal y como destacamos en la cita del inicio del artículo, destaca por la manifestación de emociones, será un ejercicio útil para mejorar en este aspecto. Se podrían hacer ejercicios de dramatización del poema.

Éstos son algunos de los beneficios que desde Canaica creemos que pueden aportar a tus alumnos o hijos, pero seguro que tú encuentras muchos más.

poesia-infantil

Actividades para trabajar poemas con niños de primaria

Los poemas sirven más que para leerlos. Se pueden realizar muchas actividades y juegos divertidos para que los niños aprendan y elaboren sus propias poesías en el aula.

Algunas de las propuestas que desde Canaica proponemos son:

Elaboración de un poema acróstico

Consiste en proponer una palabra pequeña como “amor” o “paz” y pedir a los alumnos a realizar unos versos con las iniciales. Por ejemplo:

Perros, ratones y gatos
Ardillas, ciervos y jabatos
Zorro, salmón y albatros

Poema acróstico donde las letras iniciales de los versos forman la palabra PAZ

Crear ilustraciones de poemas

Es una actividad fantástica para que los niños muestren su creatividad.

Recítales un poema corto y pídeles que dibujen lo que se han imaginado al ver el poema.

Estamos seguros que te sorprenderán.

Jeroglificar un poema

Esta actividad es perfecta para realizar en grupos de hasta 4 alumnos.

Empieza recitando un poema para toda la clase y luego, por grupos, reparte una cartulina blanca y lápices de colores.

Cada grupo tiene que escribir una de las estrofas del poema con letra grande pero cambiando todas las palabras que se puedan por dibujos.

🐕, 🐁 y 🐈
🐿️, 🦌 y 🐗
🦊, 🐟 y 🦅

El ejemplo del poema acróstico en formato jeroglífico

Representación teatral del poema

Después de recitar un poema se forman tantos grupos como estrofas tenga y los alumnos tienen que representar teatralmente el fragmento que les ha tocado.

Si no se dispone de tiempo o de espacio, se puede pedir que dibujen por grupos la escena.

Teatro de marionetas

Proporciona a los alumnos unas marionetas para representar el poema.

Las marionetas pueden ser elaboración de cada alumno para así potenciar la creatividad y las artes plásticas.

Rimas juguetonas

Elegimos un poema y pedimos a los niños que cambien las últimas palabras de cada verso. El cambio tiene solo una regla: tienen que mantener la rima.

De esta manera se puede llegar a cambiar el significado del poema completamente.

El diccionario quiere jugar

Se parece a la actividad de antes, pero con la salvedad que necesitamos un diccionario.

Los niños tienen que elegir palabras al azar del poema y buscarlas en el diccionario.

Cuando la encuentren tienen que tirar un dado y contar tantas palabras en el diccionario desde la palabra seleccionada como número haya salido.

Ahora toca sustituir la palabra del poema por la nueva que ha salido en el diccionario.

En caso que fuese necesario cambiar el género o adaptar gramaticalmente la palabra lo haremos.

👉 Por ejemplo: vamos a sustituir la palabra “alfombra” de un poema.
Vamos a un diccionario, la encontramos y al tirar un dado nos sale un 3.
Entonces empezamos a contar:
0. Alfombra.
1. Alforja.
2. Alforza.
3. Alga.
Sustituimos en el poema la palabra alfombra por alga.

Repetimos el proceso hasta cambiar suficientes palabras y leemos el poema en alto.

Inventarse la historia del poema

A partir de un poema, pide a los alumnos que inventen una historia que explique por qué pasa lo que pasa en el poema.

Para los poemas más difíciles lo que se pueden inventar es la historia del poeta que lo escribió.

Poema musical

Los alumnos tienen que ponerle música a un poema. Pueden cambiar la tonalidad, la velocidad de lectura y añadir o quitar pausas.

Además pueden ayudarse de instrumentos o con la percusión de sus propios cuerpos.

Anímalos a inventarse una melodía nueva.

Y para finalizar…

Esperamos que este artículo dedicado a los poemas para niños te hay sido útil, hemos intentado hacer una selección variada e interesante.

Y como se decía en la película “El club de los poetas muertos”:

No olviden que a pesar de todo lo que les digan, las palabras y las ideas pueden cambiar el mundo (…).

Les contaré un secreto: no leemos y escribimos poesía porque es bonita. Leemos y escribimos poesía porque pertenecemos a la raza humana; y la raza humana está llena de pasión.

La medicina, el derecho, el comercio, la ingeniería, son carreras nobles y necesarias para dignificar la vida humana. Pero la poesía, la belleza, el romanticismo, el amor son cosas que nos mantienen vivos.”

John Keating (Robin Williams)

Un enorme saludo desde Canaica para todos los que quieran adentrarse con sus hijos y alumnos en el maravilloso mundo de los poemas cortos para niños ¡Y nos vemos en la próxima!

Más artículos de interés