Las 4 etapas del aprendizaje: la escalera del conocimiento

Martin M. Broadwell fue uno de los exponentes de la psicología humanista del siglo XX y postuló en 1969 que todas las personas pasamos por varias etapas del aprendizaje cuando vamos a aprender algo nuevo.

Conocer dichas etapas es esencial para comprender cuales son los procesos del aprendizaje que se dan constantemente en nuestras vidas.

También hay que tener en cuenta el estilo de aprendizaje que tiene cada persona y respetarlo.

Además, son unas etapas muy sencillas de aprender y comprender por lo que no debería faltar en los conocimientos de un maestro.

¿Qué son las etapas del aprendizaje?

Las etapas del aprendizaje son aquellas fases del conocimiento por las que pasan los aprendices de una habilidad. Desde el desconocimiento absoluto hasta la maestría y soltura.

Se aplica no solo a conocimientos sino también a habilidades, hábitos, destrezas y competencias. Esta característica la convierte en multidisciplinar y por ello se puede utilizar en todas las facetas de la vida.

No se refieren solo al trabajo en el aula sino al día a día, por ello desde Canaica recomendamos a todas las personas que tengan estas etapas en mente.

Las 4 etapas del aprendizaje

Es muy útil conocer estas fases del aprendizaje para ubicarnos a nosotros mismos o a nuestros alumnos en lo que sea que estén aprendiendo.

No conocerlo supone que podamos abandonar o rendirnos en mitad del aprendizaje al desmotivarnos al no ver mejoras.

Se suele representar como una escalera del conocimiento ya que para llegar al siguiente peldaño hace falta realizar un esfuerzo y el aprendizaje se da de manera escalonada.

Primera etapa: incompetencia inconsciente

Este es el primer paso cuando vamos a aprender un nuevo conocimiento o habilidad.

Es el momento cuando no sabemos algo e ignoramos que no lo conocemos. Es decir, ni siquiera sabemos que esa destreza o conocimiento existe.

Ocurre constantemente ya que hay muchísimo conocimiento en el mundo que nosotros desconocemos y por ello no tenemos necesidad de aprenderlo.

👉 Por ejemplo: Los recien nacidos no saben conducir ni saben que es conducir.

Segunda etapa: incompetencia consciente

Comenzamos esta etapa cuando nos damos cuenta de que la habilidad, destreza o conocimiento existe y admitimos que lo desconocemos.

Permanecemos en esta etapa durante el tiempo en que no dominamos la habilidad pero estamos dedicando recursos para ello.

Sin embargo, no implica necesariamente el aprendizaje de la habilidad. Solo que sabemos que podemos aprenderla si le dedicamos tiempo y esfuerzo suficientes.

👉 Por ejemplo: Cuando sabemos lo que es conducir pero nosotros no hemos comenzado aún con las clases.

Tercera etapa: competencia consciente

Llegamos a esta etapa cuando le hemos dedicado el tiempo suficiente como para desempeñar la actividad con éxito.

Sin embargo, aún tenemos que concentrarnos para que salga bien. Es decir, debemos estar totalmente conscientes y prestar toda nuestra atención a la tarea.

No podemos realizar otra tarea simultáneamente ya que todos nuestros esfuerzos están dirigidos a ejecutar satisfactoriamente con la tarea que nos ocupa.

Durante esta etapa debemos perseverar para lograr automatizar todo el proceso y pasar a la siguiente etapa.

👉 Por ejemplo: Cuando hemos aprendido a conducir pero tenemos que estar todo el tiempo conscientes de los pedales, el cambio de marchas, los intermitentes, los demás coches en la carretera…

Cuarta etapa: competencia inconsciente

Es la última etapa del aprendizaje y representa un alto dominio de la habilidad, destreza o conocimiento que hemos practicado.

Ya no requiere que dediquemos toda nuestra atención a desempeñar al actividad sino que podemos realizar de manera paralela otras actividades que también dominamos.

En esta etapa ya se libera nuestra mente y podemos dedicar esfuerzos a conseguir una nueva habilidad.

👉 Por ejemplo: Cuando ya sabemos conducir y cambiamos de marcha de manera inconsciente mientras hablamos con uno de los pasajeros.

Lo que debemos tener en cuenta

No todas las personas somos iguales y no debemos dar por hecho que pasamos por todas estas etapas de la misma manera. Cada uno tendrá un ritmo distinto para unas destrezas y conocimientos diferentes.

La mayor parte de las personas abandona su aprendizaje en la segunda o tercera etapa ya que es cuando más esfuerzo supone y menos avances palpables se ven.

Además, cada habilidad supone un reto por sí misma y habrán habilidades más sencillas que otras de aprender. Incluso algunas pasarán por las cuatro etapas del aprendizaje de manera instantánea.

Las-4-etapas-del-aprendizaje-infografia